CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego del ataque de presuntos porros a estudiantes del CCH Azcapotzalco que protestaron el lunes pasado en la Rectoría de la UNAM para demandar mayor seguridad, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, condenó la violencia, sobre todo la que es auspiciada por gente que tiene intereses.

El tabasqueño fue abordado por una estudiante, mientras ambos se encontraban en la sala de espera para abordar un vuelo comercial a la ciudad de Monterrey, Nuevo León, a donde viajó el mandatario electo para reunirse con empresarios.

Escueto, comentó:

“No debe de haber violencia, eso es lo que opino. Mucho menos auspiciada por gente que mantiene intereses”.

El lunes pasado, al menos 14 jóvenes resultaron lesionados -cuatro de ellos trasladados a un hospital- tras un enfrentamiento entre estudiantes del CCH Azcapotzalco y presuntos porros, en inmediaciones de la Rectoría de la UNAM.

Según la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina, cuatro jóvenes fueron heridos con armas punzocortantes y otros diez fueron atendidos en el lugar.

El ataque se produjo alrededor de las 13:00 horas, cuando unos 200 estudiantes del CCH Azcapotzalco se concentraron, de manera pacífica frente a la Rectoría para exigir mayor seguridad en las instalaciones.

Sin embargo, un grupo de unos 60 presuntos porros, incluidos adultos, agredieron, con piedras, botellas, palos y armas punzocortantes, a los jóvenes preparatorianos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here