Un hombre de 61 años identificado como Fausto “N” se quitó la vida a las afueras del Hospital General de Zona número 32 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guasave, Sinaloa, presuntamente porque se le había amputado una pierna en una negligencia médica.

De acuerdo con la carpeta de investigación abierta por la Fiscalía General del Estado de Sinaloa, los hechos se dieron alrededor de las 12:30 horas del domingo, cuando los guardias de la clínica se percataron de la detonación de un arma de fuego, y al acudir a investigar observaron que en la parte de afuera de la entrada principal estaba una persona lesionada de un balazo.

Los agentes preventivos indicaron que además del arma de fuego se localizó un mensaje que decía para “Peña Nieto y Redes Sociales”, en la que se denuncia que la víctima acudió a la clínica por un desgaste en una rodilla, y tras varias atenciones y operaciones, contrajo una bacteria que derivó en la amputación.

De acuerdo a la versión de Humberto, hermano de Fausto “N”, él había sido sometido a 17 cirugías, al presentar graves complicaciones que derivaron en una infección en su pierna.

Después de la amputación, Fausto “N” demandó al IMSS pero perdió el proceso legal, hecho que causó que cayera en depresión, y presuntamente, ese fue el motivo por el que se quitó la vida.

A través de una tarjeta informativa, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sinaloa lamentó el fallecimiento del hombre, pero rechazó responsabilidad alguna en el caso.

Por su parte, el titular de la FGE, Juan José Ríos Estavillo, dijo que se practican peritajes de balística y forenses, para cotejar las versiones que se tiene sobre el hecho.

Vía Paco Zea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here