La Policía de la región administrativa china de Hong Kong acordonó este viernes las calles del céntrico barrio de Wan Chai, después de que se encontrara allí una supuesta bomba de la Segunda Guerra Mundial. Se trata del tercer hallazgo de esta clase de artefactos explosivos en el mismo sitio en construcción, en lo que va de año, afirma el canal RTHK.

La bomba fue descubierta el jueves en la obra de construcción de una nueva estación de metro, donde ya se encontraron otras dos bombas del mismo modelo en enero, por lo que oficinas, hoteles, negocios y edificios de viviendas fueron evacuados y el tráfico redirigido a calles no expuestas al riesgo de explosión, como parte de los preparativos para desactivar esa peligrosa huella del pasado de 450 kilos y fabricación estadounidense.

“Las dos bombas anteriores estaban en posición horizontal pero esta está en vertical. Los dos tercios de la bomba están enterrados, tenemos que sacarla en parte antes de poder empezar las operaciones”, dijo Lai Ngo-yau, oficial de la unidad de artificieros. “La bomba no es estable y debemos ser prudentes”, añadió.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Hong Kong fue el escenario de violentos combates entre Japón y las fuerzas aliadas, en particular entre la invasión japonesa de diciembre de 1941 y la liberación de la ciudad, en el verano de 1945.

Vía Paco Zea