Integrantes del ejido Santa Ana Tepetitlán denunciaron que, pese a las denuncias interpuestas, las autoridades de los tres niveles de gobierno no han actuado para detener la invasión de terrenos de uso común por parte de “organizaciones criminales” en el área protegida del bosque La Primavera.

De acuerdo con el ejidatario Germán Sánchez Mejía, “organizaciones criminales” se han dedicado a juntar “a personas que tienen mucha necesidad”, para venderles terrenos en 10 mil, 15 mil o 20 mil pesos, y les exigen un pago de 50 pesos cada que asisten a reuniones.

El campesino identificó a esas organizaciones como Reciente Amanecer A.C. y la Unión de Ejidatarios y Colonos Urbanos de Jalisco A.C., que –subrayó– han invadido aproximadamente 12 hectáreas de zona protegida del bosque.

De igual manera, aseguró que han aportado esa información a las autoridades municipales y estatales con el fin de que se detenga a quienes encabezan esos grupos “criminales”, pero nunca han actuado.

“A pesar de todos los esfuerzos y las denuncias y solicitudes para que nos apoyen por parte de las autoridades en sus distintos niveles, no ha habido una respuesta, y si hay respuesta va en el sentido de multarnos. Nos dicen que nosotros somos los que propiciamos el crecimiento de estas áreas irregulares, y eso es totalmente falso”, se quejó el ejidatario, quien refirió que tales multas alcanzan hasta los 300 mil pesos.

Sánchez Mejía mencionó que el 26 de abril de 2017 sostuvieron una reunión en la Casa Ejidal con funcionarios de dependencias de los tres niveles para exponerles la problemática de la invasión de los terrenos de uso común, pero a la fecha no han hecho nada.

Y dijo que el 19 de junio de ese año también se informó por escrito al presidente municipal con licencia Pablo Lemus Navarro sobre la tala inmoderada de la zona protegida, la extracción de recursos naturales, la extinción de la flora y fauna, la delincuencia y el crecimiento urbano sin control.

Pero lejos de detener la invasión, el alcalde aportó los postes para que se colocara electricidad a las personas que se asentaron, a la vez que les están proveyendo de agua, según se observa en las fotografías que mostraron los inconformes.

En este momento existen dos denuncias penales que se presentaron ante la Fiscalía General del estado por daños a la ecología contra quien resulte responsable, además de dos querellas ante el Tribunal Unitario Agrario Distrito 16.

De estas últimas, una es contra el ayuntamiento de Zapopan y la Comisión Federal de Electricidad por dotar de energía eléctrica a los paracaidistas. La otra, contra los invasores, según explicó el asesor jurídico del ejido, Miguel Alfonso Medrano Chávez.

Señaló que el próximo domingo 20 se realizará un recorrido para que representantes de los medios de comunicación constaten las invasiones a terrenos del bosque La Primavera.

El ejido de Santa Ana Tepetitlán fue dotado el 24 de julio de 1924 con una superficie de más de 3 mil hectáreas, 600 de las cuales están dentro del bosque La Primavera.

Vía Proceso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here