La plataforma de servicio de transporte Uber ha vuelto a desatar polémica luego de dar a conocer su intención de implementar un sistema para identificar a los usuarios en estado de ebriedad.

De acuerdo con información brindada desde la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, la compañía presentó una solicitud para patentar un software que analiza errores tipográficos inusuales y el ángulo con el que se sostiene el teléfono para predecir si la persona está ebria e informar a los conductores para que estos decidan si tomar el viaje o no.

El sistema se nutriría de la información vinculada con cómo los pasajeros usan habitualmente la app, para luego poder identificar comportamientos inusuales, según describe el sitio de patentes.

La base del sistema está radicada en un algoritmo que compara una variedad de factores, incluyendo los errores tipográficos, la precisión en que una persona cliquea en los enlaces y los botones, la velocidad al caminar y el tiempo que lleva solicitar un viaje.

Esta “innovación” sostiene que los pasajeros en un estado particularmente inusual pueden ser asignados a conductores que tienen entrenamiento especial o experiencia en este ámbito.

No obstante, el implementar la tecnología de aprendizaje automático para detectar si los pasajeros se encuentran en estado de ebriedad o no, es considerado por muchos como una violación a la privacidad de los usuarios, además de ser calificado como una práctica de pre-discriminación.

Asimismo, los usuarios también consideran que dicha información podría ser utilizada contra los pasajeros, quienes pueden ser víctimas de robos y agresiones sexuales con mayor facilidad.

Vía Paco Zea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here