El portero ruso Igor Akinfeev se convirtió en el jugador principal al detener los lanzamientos de Koke y Iago, permitiendo que su equipo avance a la siguiente ronda

La selección española cayó este domingo ante los rusos 4 goles a 3, tras haberse ido a penales luego de un encuentro muy cerrado.

Tras finalizar los 90 minutos reglamentarios, la escuadra roja había logrado un empate 1-1, con un autogol de Ignashevich al minuto ’11 que ponía en ventaja a los españoles 1-0.

Poco antes del descanso el equipo anfitrión se benefició de un penalti por mano cometido por Piqué para igualar el marcador 1-1.

Aunque España controló el balón la mayor parte del partido, pero no supo acercarse con peligro a la portería de Akinfeev, que se convertiría en el protagonista en la tanda de penaltis.

A partir del gol de Rusia el marcador no se movió, luego de que los anfitriones esperaron atrás mientras España mantuvo la posesión, sin generar gran peligro, por lo que fue necesario definir el encuentro desde los once pasos.

En la tanda de penales, los tiradores rusos acertaron todos sus disparos, mientras que por los ibéricos no pudieron anotar Koke, del Atlético de Madrid, y el atacante del Celta de Vigo, Iago Aspas.

El portero ruso detuvo los lanzamientos de Koke y Iago Aspas y entregó el pase a cuartos a la selección de Cherchésov, que se enfrentará al ganador del partido entre Croacia y Dinamarca el próximo sábado.

Vía Paco Zea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here