Para celebrar sus 40 años de escritor y en el contexto del ciclo Leo…luego existo, se llevó a cabo la lectura de algunos fragmentos de la novela corta Hace un mes que no baila el muñeco, escrita por Ignacio Trejo Fuentes (Pachuca, Hidalgo, 1955), la tarde de ayer en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

En circulación desde 2001, la novela del también periodista, crítico literario y maestro universitario retoma el título de una canción, recordó el autor durante la lectura.

“Cierto día estaba en una fiesta en Veracruz y unos músicos tocaban una pieza cuyo estribillo decía: ‘Hace un mes que no baila el muñeco. Hace un mes que no baila el muñeco’. Y se me ocurrió que era un buen título para un relato. A partir del título inventé toda la historia.

Lo curioso fue cuando el músico Pepe Arévalo me explicó que la frase tenía doble sentido, connotaciones sexuales. Juro que eso no lo sabía, para mí fue un descubrimiento.

En palabras de Trejo Fuentes, la novela es una invención, nada que ver con la realidad, ni conmigo. Es la historia de un gran fabulador y que siempre está hablando de la fauna marina y las profundidades del mar. Todos sus relatos tienen que ver con el mar, que fue marinero y buzo, y que conoció diversos lugares, y además es un gran bailarín. Todas las noches asiste a un cabaret, donde tiene varias amigas prostitutas a las que les cuenta sus historias, para luego ponerse a bailar. Por ciertas circunstancias se involucra en un par de homicidios y un suicidio, lo que deviene en su asesinato.

Por eso, en un momento, las personas que lo apreciaban y amaban comentan: Ya te diste cuenta. Hace un mes que no baila el muñeco. Sí. Pobre. Y no conoció el mar.

Durante la lectura, a cargo del actor Carlos Bracho, destacó que en la escritura de Trejo Fuentes se refleja que maneja el idioma con una perfección esplendida.

Vía La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here