La delegación mexicana cerró la actividad de clavados en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 con el clásico 1-2 y plaza olímpica para los Juegos Olímpicos Tokio 2020, gracias a los clavadistas Kevin Berlín e Iván García, quienes se adueñaron de las preseas de oro y plata en la prueba de plataforma.

Con este logro, México alcanzó la medalla de oro número 21, pero no fue suficiente para evitar su caída al cuarto lugar del medallero, debajo del líder de la competencia, Estados Unidos, que ahora suma 57 preseas doradas, y Canadá y Brasil, ambos con 23.

Por el momento, la representación mexicana es seguida de cerca por Colombia, que alcanzó su presea de oro número 16, contra 14 de Argentina, al término de la jornada 10.

Berlín y García –campeones panamericanos en Lima en saltos sincronizados de 10 metros– volvieron a erigirse en los grandes animadores de la noche en el Centro Acuático.

Kevin, de 18 años, se hizo del oro con un total de 500.35 puntos en sus primeros Juegos Panamericanos.

En tanto que García, que accedió a estos juegos como bicampeón del continente, se colgó la plata con 497.55 unidades. El bronce fue para Vicent Riendeau, con 462.70 puntos.

Así, la representación mexicana se convirtió en la máxima ganadora de los clavados en estos juegos, con 4 de oro e igual número de plata y tres de bronce.

Previamente, Dolores Hernández consiguió la presea de plata en trampolín de 3 metros, superada por la participante de Canadá, Jennifer Abel, en tanto que Paola Espinosa se despidió de los JP en el noveno casillero.

Hernández concluyó con una puntuación de 339.60 puntos, después de cinco rondas, en tanto que Jennifer sumó 374.25 unidades para hacerse de la presea dorada. Por su parte, Brooke Schultz se quedó con el bronce, con 334.85 puntos.

Paola, doble medallista olímpica, cerró su participación en estos Juegos con 15 medallas, después de fallar esta noche el segundo y quinto clavado que la dejaron fuera del podio.

Plata y dos bronces en gimnasia

Por la mañana, el equipo mexicano de gimnasia rítmica, que el fin de semana se colgó dos preseas doradas, culminó su competición en los Juegos Panamericanos de Lima con una medalla de plata en la prueba de conjuntos, tres aros y dos pares de clavas.

Mientras que Karla Díaz se adjudicó el bronce en la final de cinta de gimnasia rítmica con un total de 16,200 puntos, cuya prueba correspondió a Evita Griskenas, de Estados Unidos, con 17,950, seguida por la brasileña Bárbara Domingos, con 17.450.

Por su parte, Dafne Navarro se adjudicó el bronce en la final de la gimnasia de trampolín con una calificación de 52.510. El oro correspondió a la canadiense Samantha Smith, con 53.735, y la presea de plata quedó en poder de la estadunidense Nicole Ahsinger, con una calificación de 52.540.

A su vez, Paola Longoria, la bicampeona panamericana, aseguró medalla de bronce tras clasificar a las semifinales en raquetbol, luego de imponerse a la boliviana Angélica Barrios con parciales de 15-6 y 17 más para anotarse el segundo por 15-4.

También se clasificaron a las semifinales de singles sus compatriotas Rodrigo Montoya y Álvaro Beltrán.

Vía Proceso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here