Andrés Manuel López Obrador adelantó que al convertirse en el futuro presidente de México, el periodo de transición en el gobierno “será radical, pero en completa calma y paz”.

Al dar la bienvenida al compromiso del presidente del INE, Lorenzo Córdova, de que “no se caerá el sistema ni habrá fraude electoral” en los comicios del 1 de julio, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia estimó que con el ofrecimiento del árbitro electoral y el hecho en el mismo sentido por parte de Enrique Peña Nieto para no intervenir en la contienda, es posible considerar que se vivirán “elecciones limpias y libres” que sin duda le otorgarán el triunfo.

López Obrador aclaró que si bien se mantiene como puntero en las encuestas de intención de voto, recalcó que es el pueblo el que decide en la democracia y por ello, no tiene contemplado proclamarse vencedor de las elecciones antes de que el órgano electoral dé a conocer los resultados por la noche del 1 de julio, a diferencia de lo que ocurrió en el 2006 cuando se impuso a Felipe Calderón como presidente y no se dieron a conocer los resultados a tiempo.

Con información de Excélsior

Vía Paco Zea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here