Después de que Andrés Manuel López Obrador, durante su gira por el norte del país, diera a conocer una historieta en la que defiende su oposición a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAICM), generó una serie de reacciones entre las que destacó el posicionamiento del empresario Carlos Slim sobre los riesgos de cancelar dicha obra.

Al solicitar el apoyo a los ciudadanos para difundirla, el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia compartió el contenido digital del cómic que lleva por nombre “Un aeropuerto que no debe aterrizar”, en su cuenta de Facebook, elaborada por especialistas, ingenieros de la UNAM con el apoyo de caricaturistas muy buenos para explicar de manera sencilla el tema.

Mediante lenguaje coloquial, la historieta hace notar a lo largo de 12 páginas que la construcción de la nueva terminal aérea  en el Lago de Texcoco, Estado de México, representa un terreno fangoso, de gran hundimiento, significando una obra millonaria y “sin fondo” para poder lograr que opere un aeropuerto como el que se requiere, además de que los contratos se han asignado con poca transparencia.

“Del mismo equipo que produjo ‘El Socavón’ estamos preparando ‘El Socavión’, una multimillonaria de terror con grandes contratos, afores y harto lodo” se lee en una de sus páginas, destacando que ciudades como Nueva York, Buenos Aires, Roma, Hamburgo y Frankfurt tienen dos aeropuertos; así como lo plantea en su proyecto para disolver la saturación de la actual terminal aérea en la capitalina mexicana.

Ante lo expuesto por López Obrador, el empresario Carlos Slim defendió la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM), argumentando que el proyecto detonará la inversión en lo que ahora es una de las áreas más marginadas del Valle de México, sin importar el costo de la obra.

“Va a permitir transformar a todos los habitantes de la zona. Va a transformar esa área, que es la más degradada de la Ciudad de México y que será la más moderna del país, y la más jovial en cuanto a tendencia. Este proyecto vendrá multiplicado y traerá muchas otras inversiones que se tendrán que hacer en la zona”.

No obstante, Andrés Manuel López Obrador le respondió pidiéndole que se serene, que cuando sea presidente de México buscará a todos los contratistas involucrados en la obra de Texcoco para convencerlos de que no es un buen negocio.

Por su parte, Slim señaló que la discusión del aeropuerto no debe ser si cuesta más o menos, “porque no es un coche lo que se está comprando, sino qué efectos va a tener la inversión” del proyecto.

“En mi vida he visto un proyecto que pueda tener tanto impacto económico en un área como lo es el Nuevo Aeropuerto. Es un gran detonador, sólo lo puedo comparar con el Canal de Panamá”, señaló el empresario.

Expuso además que, en el actual aeropuerto se tendrían que realizar varios proyectos, en donde se tendrían espacios de conciencia, de cultura y comercial, parques y áreas recreativas, oficinas, departamentos y hoteles, zona universitaria, de comercio y entretenimiento, así como centros de tecnología y museos, entre otros.

Ante la pregunta de los reporteros sobre si Slim no está haciendo siendo cómplice de la corrupción, es un contratista del nuevo aeropuerto, López Obrador expresó que el empresario es un hombre de negocios, defiende sus intereses, pero “yo voy a ser presidente de México y voy a defender los intereses del pueblo de México “.

Con información de Isabel Hernández

Vía Paco Zea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here