Foto El tenor español Plácido Domingo, de 78 años, vuelve al centro de la polémica ante más denuncias de acoso sexual en su contra.

Hace tres semanas alzaron la voz nueve mujeres –ocho cantantes y una bailarina, y sólo de una se difundió el nombre– ;ahora se suman 11, entre ellas la profesora de música y mezzosoprano Angela Turner Wilson, quien relató cómo el cantante le había tocado los senos contra su voluntad, cuando ella tenía 28 años.

Una vocera del tenor aseguró que se trata de una ‘‘campaña” de ‘‘difamación” ‘‘carente de ética”.

Plácido Domingo, en el ocaso de su carrera, vive uno de los momentos más difíciles. Su pasado le persigue, pues estaría, según las denuncias de 20 mujeres, plagado de abuso de poder, acoso sexual, persecución y pasajes escabrosos. La primera en denunciar de manera pública a Domingo como acosador que se valía de múltiples tretas para cercar a ‘‘sus presas” fue la mezzosoprano retirada Patricia Wulf, quien se dedica al sector inmobiliario; relató en el primero de los dos reportajes difundidos por la agencia estadunidense Associated Press (Ap) que el tenor español siempre buscaba el momento para pedirle que se fuera con él a su hotel, que insistía una y otra vez a pesar de sus negativas y de que ella estaba casada.

‘‘Me apretó duro los senos’’

Casi un mes después del primer reportaje que cimbró al mundo de la ópera y alteró la vida del tenor español, sale a la palestra otra cantante que con nombre y apellido relata de forma pormenorizada lo que supuestamente sufrió durante una actuación junto a Plácido Domingo a finales de 1999 y principios de 2000, cuando formaban parte de la puesta en escena de El Cid, del francés Jules Massenet, en la Ópera de Washington. A ella se sumaron, aunque de forma anónima, 10 mujeres que corroboran la versión de que el tenor era temido por su forma de acosar a jóvenes artistas.

En la nueva denuncia pública, todas las mujeres aseguran haber sufrido alguna agresión sexual de Plácido Domingo en actuaciones compartidas o al menos de haber atestiguado esos hechos en teatros o foros de Estados Unidos.

Según el relato de Turner Wilson, antes de salir a escena para interpretar la ópera El Cid, ‘‘Domingo se levantó de la silla, se colocó tras de mí y posó sus manos en mis hombros. Yo le miraba en el espejo cuando, de pronto, me deslizó las manos debajo del sostén, dentro de mi bata y me tocó los senos. Y eso me dolió. No fue suave, me apretó duro”.

La respuesta del tenor a las 11 denuncias la hizo una vocera, Nancy Seltzer, quien dijo: ‘‘la continua campaña de Ap para difamar a Plácido Domingo no es sólo desacertada, sino carente de ética. Estos nuevos señalamientos están llenos de incongruencias y, al igual que el reportaje inicial, en muchos aspectos simplemente equivocados”.

Añadió: ‘‘Debido a que la investigación está en curso, no daremos detalles, pero enfáticamente rechazamos la imagen engañosa que Ap trata de pintar del señor Domingo”.

Según dicha agencia, desde que publicó el pasado 13 de agosto el primer reportaje sobre Domingo y sus prácticas asiduas de acoso sexual, se pusieron en contacto con la redacción más personas que sufrieron directamente esas conductas o fueron testigos directos o indirectos por su posición en los teatros en los que el cantante se presentaba.

Hablan de ‘‘manoseos no deseados, persistentes pedidos de reuniones privadas, llamadas telefónicas nocturnas y súbitos besos en los labios”.

Artimañas para alejarlo de cantantes jóvenes

En el segundo reportaje de Ap también se cita a Melinda McLain, quien era coordinadora de producción de la Ópera de Los Ángeles en la temporada inaugural 1986-87 y trabajó también en la Ópera de Houston con Domingo.

Según su relato, la gente del teatro ‘‘creábamos todo tipo de artimañas para mantenerlo alejado de ciertas cantantes. Jamás hubiera enviado a una mujer a acompañarlo en su camerino”.

Domingo, director de la Ópera de Los Ángeles, es investigado por una comisión creada ex profeso por esa institución para esclarecer los hechos y decidir si mantiene sus compromisos con el tenor.

En España, su país natal, se mantienen en cartel sus actuaciones en el Teatro Real de Madrid y en el Palau de la Música de Valencia.

Vía La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here