Seguramente recordarán el caso de Sofía Castro y su “milagro” en lograr una firma por cada 60 segundos, desde la comodidad de su casa para llegar a la meta de las 30 mil firmas, pues el árbitro electoral yucateco desmanteló el fraude en la recolección y le fue negado su registro como candidata independiente, en aras de velar por la credibilidad y transparencia del proceso electoral. Cabe señalar, que en su primer corte de 5000 firmas entre el 9 de diciembre y el 5 de enero (26 días) en promedio recolectaba 192 firmas diarias.
Pero entre el 5 de enero y 27 de enero (22 días), la aspirante en promedio lograba 1.227 firmas diarias. Probablemente con jornadas diarias de 24 horas, sin parar, recogía una firma por minuto y es así como anuncia que había logrado más de 32 mil firmas.
Se investigó el hecho que a través de mensajes de WhatsApp con el HT #FirmaleASofia pedía foto de credencial de elector, por ambos lados, donde aparecieran claros los datos y firma, en la mayoría de los casos quienes lo enviaron no se les solicitó que fueran a firmar ellos directamente.
A esta denuncia se suma que recurrió a la venta “paquetes”, el de 2,000 copias de credenciales se cotiza en $50,000 y el de 5,000 micas alcanza un precio de cien mil pesos. Lo que sólo fue una denuncia hasta hace algunos días, se confirma con la auditoría y seguimiento del árbitro electoral, quien le niega su registro por haber clonado, falsificado y manipulado las «firmas de sus supuestos apoyos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here