El silencio se instaló a tres días del fallecimiento de la escritora estadounidense Toni Morrison. Familiares pidieron ‘‘privacidad mientras lloramos esta pérdida” y anunciaron que informarán en ‘‘un futuro próximo’’ cómo van a ‘‘celebrar la increíble vida de Toni.

‘‘Nos gustaría dar las gracias a todos los que la conocían y la amaban, personalmente o a través de su trabajo, por su apoyo en este momento difícil.”

La Sociedad Toni Morrison publicó en su sitio web que difundirá detalles adicionales sobre los homenajes a la también activista social tan pronto se confirmen.

En México, Penguin Random House publica su obra

El presidente estadunidense Donald Trump y su gabinete no se han pronunciado en torno al deceso de la ganadora del Premio Nobel de Literatura 1993 y quien había sido severa crítica de la política del magnate.

Poco después de la elección de 2016 que dio el triunfo al actual mandatario estadunidense, según publicó la revista The New Yorker, Morrison sostuvo que muchos ven a Trump como alguien que proporciona un ‘‘puerto seguro” para las personas con creencias violentas y racistas.

Robert Gottlieb, editor de Morrison en Grupo Editorial Knopf Doubleday, la describió como ‘‘gran mujer y gran escritora. No sé a cuál voy a extrañar más.”

Morrison fue editora en Random House, primera afroestadunidense en la empresa, de 1967 a 1983.

En México, la mayoría de las obras de Morrison pueden ser adquiridas en español en sellos de Penguin Random House Grupo Editorial. Algunas sólo en formato digital. En Lumen están editadas las novelas Una bendición (A mercy, 2008) y Volver (Home, 2012), así como el libro de ensayos El origen de los otros (The origin of others, 2017).

En tanto, DeBolsillo ha editado las novelas Ojos azules (The bluest eye, 1970), Sula (1973), La canción de Salomón (Song of Solomon, 1977), La isla de los caballeros (Tar Baby, 1981), Beloved (1987), Una bendición (A mercy, 2008), Paraíso (Paradise, 1997), Amor (Love, 2003).

Sonny Mehta, presidente del sello Knopf, sostuvo: ‘‘La vida laboral de Toni Morrison se gastó en el servicio de la literatura: escribir libros, leer libros, editar libros, enseñar libros. Puedo pensar en pocos escritores en las letras de Estados Unidos que escribieron con más humanidad o con más amor por el lenguaje que ella”.

Ayer Oprah Winfrey elogió a su ídolo y amiga por más de 20 años Toni Morrison, alabando su ‘‘seguridad y confianza en sí misma y su nobleza”. Recordó que la autora le contó que sus hijos solían quejarse de que ella los regañaba cuando entraban a su habitación.

Morrison le compartió entonces: ‘‘Lo que realmente desea saber todo niño es si tus ojos se iluminan cuando entran a tu cuarto.

‘‘Ese es el gran recuerdo y regalo que ella me dio y también a mi audiencia. Creo que las personas leerán sus libros y sentirán lo que sea que sientan, vivirán la literatura en su máxima expresión. ¿Pero se encienden tus ojos cuando yo entro a la habitación?’’, reflexiona Winfrey.

En el sitio de Facebook de Toni Morrison, el comunicado de su fallecimiento ha recibido más de 2 mil 500 comentarios de admiradores y ha sido compartido alrededor de 15 mil veces.

En un mensaje, Serena M. Williams escribe: ‘‘Sra. Morrison (llamarla Toni sería una falta de respeto), se ha ganado su descanso. Sus palabras nos han sostenido, movido, perturbado, agitado, molestado, consolado, incomodado, desconcertado, pateado, abrazado, ‘aprendido nos’ (como dirían nuestros antepasados). Gracias”.

Timm T. West consigna: ‘‘Hay una repetición que la lectura de Morrison siempre me ha exigido, una especie de eco que refleja su noción de reminiscencia. Nunca he leído nada de ella sólo una vez… y si lo hice, apareció en mi cabeza una y otra vez como algo con lo que luchar. Esta es nuestra humanidad. Las cosas que amas, las personas que amas nunca se olvidan fácilmente. Qué eco resonante deja esta partida. Con qué profundo recuerdo nos queda seguir creciendo”.

Vía La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here